edurne herran poesia eres tu in le bastart

Edurne Herrán, semiótica del deseo

Somos seres de deseo, afirmaba Lacan, y como tales, incompletos.  Nuestro deseo es ser objeto de deseo, ser reconocidos y completados por el Otro, un otro que él situaba en el inconsciente. Sartre también entendía el deseo como una carencia que solo en el plano imaginario puede resolverse. A propósito de Flaubert concluía que en la creación literaria es donde se puede vivir una vida de puro deseo, morando entre existencias etéreas cuya falta de órganos imposibilitan satisfacer pulsión alguna, pues el placer mata al deseo.

edurne herran - futuro perfecto - le bastart
Futuro perfecto

De cuerpos sin órganos también hablaban Deleuze y Guattari, pero no para referirse a lo incorpóreo sino a la desorganización del organismo, al desarraigo de una identidad estanca para abrirla a flujos e intensidades, a infinitas potencialidades. Releer estos autores a la luz de una sociabilidad mediatizada por los aparatos electrónicos lleva a constatar la distancia entre la comprensión del deseo como elemento liberador y la realidad de su enquistamiento según modelos prefijados. Siendo las redes sociales territorio favorable al libre fluir de afectos y deseos, a la recreación de identidades nómadas, en la práctica se convierten en mecanismos de reproducción de los dispositivos de poder.

Edurne Herran explora cómo las plataformas virtuales de socialización nos van modelando como sujetos de deseo enredados en proyecciones esquizoides, mimetismos vacuos, psicosis narcisistas y exhibicionismos que en última instancia lo que revelan son conciencias asfixiadas por la soledad. Pero lejos de regodearse en el pesimismo existencial adopta una actitud vitalista semejante a la que el propio Deleuze aconsejaba para salir de la prisión del Yo: hacer como la Pantera Rosa, que pintaba la pared de rosa para pasar desapercibida, para devenir mundo, para practicar el nomadismo de la identidad y no dejarse atrapar en su sentir, en su actuar, en su desear.

edurne herran - tinder - le bastart
Love me Tinder

Empezó abriéndose perfiles múltiples en plataformas para ligar, experimentó con distintas personalidades para estudiar los juicios sesgados, la preeminencia de la imagen en y fuera de línea. Pronto llamó su atención la ingente cantidad de faltas ortográficas en los textos de presentación de los perfiles en Tinder. Rescató aquellos maltrechos apuntes digitales, frases de amor o desolación, trasladándolos al mundo analógico del bordado en punto de cruz (kiero hechar un polvo n moncloa, soi un tio timido dibertido…)

En Love me Tinder love me true conferías entidad de obra de arte a misivas efímeras que inundan la red, enfatizando con ello la patética belleza de la comunicación contemporánea, que ha decaído casi en burdo lenguaje telegráfico. Y aún le das otra vuelta de tuerca a ese lirismo que emana de la semiótica del ligoteo en Poesía…eres tú. ¿Somos cada vez más analfabetos o es solo que el lenguaje del amor ha tomado otros derroteros?

edurne herran - emojisexting - le bastart
Emoji-sexting

Creo que cada vez somos más ‘analfabetos emocionales’. Estamos mermando nuestras capacidades para relacionarnos; nos deshumanizamos a pasos agigantados por medio de teclados y pantallas. Quizá sea el precio que hay que pagar por sucumbir al progreso, pero la sensación es que esos aparatos ‘inteligentes’ nos están fagocitando. El concepto de ‘amor romántico’ no es inherente al ser humano, es algo impuesto en un momento dado de la Historia (deberíamos preguntar al hombre de las cavernas sobre ello; imagino que frunciría el ceño). Me gusta utilizar en mis obras lo analógico y lo digital porque define muy bien esa mezcla de paradigmas en la que estamos inmersos en nuestra sociedad actual. Los cambios son tan veloces que, o los alcanzamos con mucho stress, o se nos escapan.

Los emoticonos vienen a socorrer ese empobrecimiento del lenguaje escrito. Con la vena irónica que te caracteriza los has utilizado en varios proyectos: en la recreación del Jardín bosquiano de las delicias, en la transcripción al bordado de parafilias (emoji-sexting)… ¿Podemos interpretar este último como una parodia del afán por categorizar todo lo sexual (de lo cual el porno saca buen provecho) al tiempo que señalas la infantilización de las conductas?

edurne herran - sex doll make up - le bastart
Sex doll make up tutorial

El lenguaje está mutando, no cabe duda. Cada día incorporamos más anglicismos, vulgarismos, etc. y la R.A.E. cambia las normas a su antojo… Los emoticonos aparecieron para dotar de calidez a los textos escritos en los chats, ya que la ironía no es fácil de detectar en un escrito (es el lector-receptor el que interpreta, proyecta y muchas veces malinterpreta).

Emojisexting [Contemporary Paraphilias] trata más bien de la normalización de las prácticas sexuales y filias de todo tipo de pelaje. Pocas cosas odio tanto como el uso de etiquetas: nos marcan desde el momento en el que nacemos (con categorías binarias, con los colores rosa y azul, con los agujeros en las orejas en los hospitales…), por los gustos musicales, por la manera de vestir… Cada persona tiene infinidad de matices, pero nos empeñamos en uniformar y encasillar.

Este trabajo, de aspecto naif, surge al pensar sobre cómo seremos en un futuro. Los cambios han sido tremendos en las últimas décadas, pero no estoy del todo segura de si perpetuaremos modelos heredados o habrá modificaciones de conducta realmente significativas. Me gusta imaginar mi senectud: la indumentaria que utilizaré, la música que se escuchará en las verbenas… Estoy segura de que no madrugaré para ir a misa, pero… ¿Madrugaré para ir de after?

edurne herran - sex doll burka - le bastart
Sex doll burka

– Para los que nacimos analógicos las formas de auto-representación de los nativos digitales agreden nuestro arraigado sentido del pudor, poniéndolo en cuestión: el intercambio de videos caseros e imágenes erotizadas de uno mismo como si fueran cromos, el sexting, el chat aleatorio con desconocidos…¿Son más libres en su desinhibición los adolescentes de hoy? ¿O bien, aunque han hecho del espacio doméstico un lugar de empoderamiento, a menudo recurren a estereotipos (a construcciones foráneas del deseo) cuando supuestamente lo que reivindican es la libertad de ser ellos mismos, de experimentar con el propio deseo publicitando su intimidad? Pienso en tu video-tutorial How to look like a Sex Doll.

Me interesa mucho el concepto de ‘realidad editada’ y creo que, en cierta manera, todos la aplicamos: decidimos subir una fotografía que aparentemente tiene mucha frescura, aunque en realidad es fruto de un descarte entre varias imágenes y por supuesto tiene un encuadre ‘estudiado’ y nada azaroso.

No puedo contestar a tu pregunta sobre los adolescentes de hoy, pero creo que tienen muchas más herramientas para ser libres (aunque sean armas de doble filo). Lo que tengo claro es que, a día de hoy, ser padre o madre de adolescentes me parece un marrón bien grande…

edurne herran - random souvenirs - le bastart
Random Souvenirs

– En Random Souvenirs, te infiltras en un chat de contactos aleatorios a través de la webcam presentándote como muñeca hinchable, fácil anzuelo para la horda de exhibicionistas, onanistas, voyeurs… que circulan por Chatandrom. Tu obra, en general, nos muestra al ser relacional de las plataformas online ante un espejo deformante o con lente de aumento. Porque, de hecho, ¿no nos transforma el mundo virtual en caricaturas de nosotros mismos dejando salir al esperpento que todos llevamos dentro?

Una vez me dijeron que era mucho más simpática en la ‘vida real’ (lo que yo llamo 3D) que en la virtual. Doy gracias al Cosmos por ello.

Suelo pensar bastante acerca de nuestros yoes virtuales; me gusta observar cómo gente que no tiene habilidades sociales en la vida cotidiana, se empodera y libera de la timidez en las conversaciones, estados y mensajes de las RRSS. La sociología es un campo que siempre me ha apasionado; me fascina nuestro comportamiento en relación con el otro.

– por último, ¿podrías adelantarnos algo sobre el proyecto en el que estás trabajando actualmente?

Actualmente estoy trabajando en un proyecto titulado ‘Futuro Perfecto’, becado por el Centro Cultural Montehermoso del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Es uno de los trabajos más complejos (a la par que divertido) que he realizado hasta ahora y consiste en una serie de acciones que denomino experimentos, para los que necesito  que otras personas me juzguen por mi apariencia. No puedo desvelar más información por el momento porque condicionaría los resultados, así que tendréis que esperar hasta febrero para verlo. Sólo os digo que, entre muchas otras cosas y referentes, debo este trabajo a Cindy Sherman y Sophie Calle.

Anna Adell

Share this:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *