anumusma - pantys religiosa - le bastart

Anamusma, trabajo desde mí para salir de mí

Pobre del príncipe que trate de coger alguno de los zapatos que Anamusma desparrama por sus cuentos revisitados, pues corre el riesgo de ser agredido por una vagina-dentata o de que el zueco se pudra entre sus manos como carne de res.

anamusma - descarnadas - le bastart
Descarnadas 2017

El zapato es uno de los fetiches que Ana Vázquez (Anamusma) ha manejado para subvertir el sometimiento de la mujer a patrones estéticos, estableciendo paralelismos lingüísticos y conceptuales entre el estilete del zapato de aguja, el punzón quirúrgico y el cuchillo de carnicero (Descarnadas 2017). O bien mimetizando el tojo gallego con un zapato rojo, de modo que el perfil dentado de la planta (en forma de cepo) se impregna de la sensualidad “fatal” del calzado de noche.

El patrimonio inmaterial, la herencia cultural de lo intangible y de lo no documentado (por pertenecer a usos y costumbres que relegaban a la mujer al hogar), motivan muchas de las búsquedas de Anamusma. Sin dejar de lado la ironía, nos hace caer en la cuenta de que la moral judeocristiana sigue pesando en nuestra psique, aunque camuflada bajo formas aparentemente menos severas que en tiempos piadosos.

anamusma - cubiertas piel - le bastart
Cubiertas de piel 2016

Es hábil haciendo colisionar conceptos en nuestro subconsciente, destapando espitas, como cuando nos pone a imaginarla comiendo plátanos mientras lee la Vindicación de los derechos de la mujer, de Mary Wollstonecraft. Subyace en aquella acción metódica (atendiendo al ciclo lunar) una confrontación entre una imagen que la industria pornográfica ha cargado de lascivia sexista y la lectura de aquel manifiesto escrito casi dos siglos antes que la palabra feminismo empezara a usarse.

En este proyecto, “Cubiertas de piel”, recosiste aquellas pieles de plátano y momificaste el texto de Wollstonecraft, guardándolos en úteros de cristal. ¿Para ti las acciones y sus productos son igual de importantes, cierto? Éstos a menudo toman forma de exvotos, relicarios… objetos vinculados a la liturgia cristiana, ¿aludiendo al sentido de expiación de culpas inventadas por el aparato patriarcal?

anamusma - bruxista - le bastart
Memorias de una bruxista 2013 (plastic cups bites, an action in Feria Masquelibros)

Cierto… Creo que la culpa es una herramienta perfecta y eficaz para todos aquellos que quieran dominar cómodamente… y de eso la tradición judeocristiana inmersa en el aparato patriarcal sabe bastante…

La culpa, al estar interiorizada e incorporada dentro de cada individuo garantiza la perpetuidad de la misma, independientemente de que el sistema primigenio que la inoculó esté o no presente de forma explícita… Genera culpa y échate a dormir.

Yo creo que la culpa no habría que “expiarla” porque eso supone sacrifico generador de más culpa. Prefiero tras detectar su escondrijo, “espiarla” seguirla con paciencia para ver por dónde va y cuando esté despistada, intentar eliminarla o al menos debilitarla… sin ninguna “piedad”. Este es el camino que intento seguir con los proyectos.

Pero hay algo que tengo que decir a su favor, lo mejor que tiene la culpa es su expresión plástica… con eso sí me quedo porque me parece de una potencia inigualable… La cultura católica supura culpa en forma de terciopelos, huesos, cera, oro, brocados, penumbra, gestos de éxtasis, sensualidad… ¡estéticamente es fascinante!

anammusma - dientes vulvados - le bastart
Altar III. Meditaciones para señoritas 2016 Dientes vulvados

En la instalación “Cepo para lobos” (2016), le dabas la vuelta al doble arquetipo de la niña-mujer indefensa y el hombre-lobo (el instinto sexual masculino como bestial e irrefrenable) extrapolando temas del folclore gallego (vulvas de tojo y la figura legendaria del licántropo) al mito universal que ha condicionado una relación entre sexos basada en el miedo mutuo. Temores ancestrales entran en juego para perpetuar roles de género. ¿Es así?

Yo así lo creo. La mejor defensa es el ataque… la violencia enmascara temor hacia aquello a lo que se dirige.

Quedé fascinada con el mito mesoamericano de la Vagina dentata que narra el miedo ancestral de los hombres a ser castrados por los dientes que imaginan que las mujeres tienen entre las piernas. Muestran a un hombre abiertamente temeroso y a una mujer empoderada, frente a las leyendas y cuentos occidentales donde esto se invierte, donde la mujer es la temerosa y el hombre la bestia feroz… Así pues, uniendo mitos y leyendas de diversas procedencias, el resultado es que el miedo parece ser mutuo por parte de hombres y mujeres, así como la violencia subyacente que se traduce en luchas de poder.

anamusma - cepos lobos - le bastart
Cepos para lobos 2016 (detail)

Cepo para Lobos surge del trabajo realizado durante un retiro en soledad a una granja abandonada de mi familia paterna en Lugo. Cuando llegué me encontré con un perro lobo con el que conviví ese mes, solos él y yo.

El “lobo” tenía mucho miedo a que le tocara, me costó ganar su confianza y yo, las primeras noches de oscuridad y soledad juraba que me iba al día siguiente, atemorizada, sobre todo porque la gente de las aldeas no paraba de recordarme que yo era mujer y que allí, “soliña”, en el monte, podría encontrarme con cualquier “desaprensivo”… Finalmente, el perro lobo dejó que le acariciara, nos volvimos grandes compañeros, y me quedé allí todo el mes, olvidándome de las posibles amenazas masculinas, que según los aldeanos, me acechaban … Ni “desaprensivo” ni licántropos aparecieron nunca… Me gusta imaginar que el “lobo” y yo sanamos nuestros miedos mutuos y que por ello pudimos convivir en armonía ese tiempo…

anamusma - cepos lobos - le bastart
Cepos para lobos 2016

Es curioso cómo tus vivencias, que a menudo enlazan con temas médicos (una operación de tiroides, padecer bruxismo…), te inspiran proyectos que atraviesan la historia de las mujeres desde la esfera doméstica (p.e., la costura como metáfora de escritura cifrada), y donde lo cultural interfiere en lo fisiológico (ansiedad, silencio forzado…)

Antes de acabar en Bellas Artes, empecé estudiando Medicina y luego pasé por la facultad de Psicología… lo de ser sesuda y densa viene de hace tiempo, así como mi interés por el cuerpo biológico, y su relación con el entorno. La Antropología es también una fuente de referencia.

Me debato constantemente entre el nosotros y el yo, entre lo colectivo y lo individual… Parto de lo autobiográfico pero con una actitud distante… considero que soy como una pequeñita muestra de la humanidad que está a mi total disposición para explorarme como quiera… Así, trabajo desde mí, pero para salir de mí… Las experiencias, emociones, pensamientos y conductas personales son un punto de partida de experimentación de modos de pensar, sentir y hacer que se supone que son extrapolables a un “nosotros” universal. Este método muchas veces me lleva a lo colectivo y otras me deja en bucle dando vueltas sobre mi misma, sin poder salir, como el ratón de laboratorio en la rueda…

anamusma - bastidor - le bastart
Cosieron las palabras a mi garganta 2007

Esta y otras acciones que has realizado durante cierto periodo (tomar infusiones…) me recuerdan los registros periódicos que emprendían artistas conceptuales como On Kawara o del body art como Dennis Oppenheim, pero al contabilizar el tiempo según las fases de la luna (un ciclo menstrual) y al asociar las infusiones con pasiones… transforman la aséptica objetividad de aquellos en subjetividad femenina empoderada.

Estas dos piezas a las que te refieres son calendarios donde, en efecto, el fin es registrar un tiempo subjetivo cargado de narraciones en un espacio de tiempo objetivo, parecido a lo que se hace al escribir un diario…

Remedios caseros para digerir las pasiones (2014) es el registro de un año muy complicado emocionalmente en el que a modo de “terapia poética” se plantea tomar una infusión paliativa de la emoción desbordante vivida en el día (te quiero, te odio, te deseo, te añoro…) y guardar las bolsitas usadas para montar un calendario que refleje un año anímicamente agitado en la vida de una persona. El tiempo lo cura todo si hay voluntad para ello.

anamusma - digerir pasion - le bastart
Remedios para digerir pasión (Relicario detail)

En el caso de Cubiertas de piel, como ya comentaste, es un calendario lunar de la menstruación y relaciona este hecho biológico tan estigmatizado y rechazado con textos de Vindicación de los derechos de la mujer. Se trata de la ingesta (según dicho calendario) del símbolo fálico por excelencia, el plátano, que queda reducido a un pellejo momificado y recosido cubriendo los poderosos textos de Mary Wollstonecraft leídos también durante ese periodo de tiempo.

Recientemente has participado en un proyecto comisariado por Andrea Perissinotto en Galería Theredoom, en el que te invitaba a dar cuerpo visual a lo que te sugiriera la “carta al padre” escrita por Alejandro Molina Bravo. La transmisión de valores de género, que tú has tratado tanto en el ámbito femenino, aquí se aplicaba al masculino, al tomar como punto de partida las confesiones que el padre de Kafka nunca llegaría a leer. ¿Se refiere tu palabra “silencio” hecha con pelo humano a ese hiato intergeneracional?

anamusma - acericos - le bastart
Mis acericos (corazas para la madre) 2008

Si, en efecto. El silencio que esconde reproches y enfados hacia la familia, refleja una ruptura universal y necesaria con la misma para poder crecer y Afeitarse (Carta la padre) es una confesión a posteriori de las sensaciones vividas en ese tránsito a la edad adulta.

Crecer duele en todos los sentidos; el cuerpo cambia y aparecen las normas sociales que controlan dichas transformaciones físicas… Me sale la primera barba, tengo que afeitarme como rito de paso a una edad adulta en una sociedad que reprime al monstruo peludo de la infancia… Abandonar la niñez es un duelo que supone enfados, iras, reproches, miedos, confusión… con uno mismo, con la familia y con el mundo lleno de normas a las que tienes que enfrentarte , decidiendo constantemente si te afeitas o no…

El texto de Alejandro me conmovió mucho… aunque se centre en un supuesto acto masculino de afeitarse yo me sentí muy identificada al relacionarlo con la engorrosa depilación o con la primera menstruación… son ritos de paso que conllevan desilusión emocional y dolor en el cuerpo… arrancar, cortar vello, sangrar… en este sentido yo lo veo como un texto sin género a pesar de la temática.

Me encanta cómo empieza la carta diciendo que la maquinilla de afeitar se la regala su padre el día de Reyes, desmoronándose en un momento toda la magia construida por la tradición familiar que ahora se revela como portadora de juguetes siniestros diseñados para cortar nuestro instinto y así poder salir presentable a un mundo lleno de convenciones sociales… pero el instinto tiene folículo piloso y vuelve a crecer… ¡¡ojo!!

anamusma - silencio - le bastart
Carta al padre 2017

La elección de la palabra fue una decisión conjunta con Andrea Perissinotto, artista y comisario, con el que trabajé mano a mano en todo el proceso de gestación y parto del proyecto… digamos que este silencio es un hijo con dos padres, Andrea y Alejandro, y yo… una madre orgullosa de engendrar un hermoso monstruo peludo.

La palabra está extraída y eliminada del texto Afeitarse de Alejandro, quedando en la letra impresa un vacío, un “silencio” en el papel provocado por una ausencia que sobredimensionada y escrita sobre la pared con pelo y la misma tipografía que en la carta, grita por su rotunda presencia.

La galerista Andrea Piedralzar me acompañó pacientemente en el parto de dos días que duró el alumbramiento de la pieza, y al nacer, nos sorprendió cómo la criatura llenaba de forma imponente todo el espacio de la galería a pesar de ser una instalación minimalista. También era alentador durante este proceso, la frecuente visita de Carmen Isasi, que exponía su proyecto Congelados de la Memoria en la sala vecina.

anamusma - mutagenesis - le bastart
Mutagenesis dirigida 2016

La idea de liberación de esos corsés heredados está muy presente en tu obra: camisas de fuerza confeccionadas al ganchillo con hilo de papel higiénico (“Mi kasita de papel”, Wed Festival 2017), lujuriosas melenas creciendo en el vestido de novia en “Mutagenesis dirigida ” o incluso las medias rotas de “pantys religiosa” con la que participas en la colectiva “Cuando nos conocimos” (13 espacio arte). Háblanos de este último proyecto.

Pantys religiosa, como Descarnadas (disecciones con estilete) juega de nuevo con las palabras… Se trata de una serie abierta de módulos elaborados con pantys rotos donados por numerosas mujeres, tensados y rasgados sobre cartón y dispuestos en conjunto formando una cruz invertida.

En esta instalación, la tradición judeocristiana aún pesa en la forma de habitar el cuerpo, la mujer desafiante, activa y deseante es convertida por el imaginario colectivo en una mantis, en un monstruo devorador de hombres… de nuevo el miedo mutuo sobre el que reflexionaba en Cepo para lobos… Los pantys rasgados de diversas mujeres hablan de deseo y desobediencia construyendo un cuerpo común con forma de desafiante cruz invertida que invoca al pecado…

anumusma - pantys religiosa - le bastart
Pantys religiosa 2017 (Espacio13 Sevilla)

Antiguamente la entrada a la liturgia católica estaba prohibida a mujeres con las piernas descubiertas; debían cubrirse con medias para acceder a estos recintos sagrados… Tensar y rasgar los pantys es una acción de provocación y ruptura, es un gesto ya usado por la subcultura punk como expresión de rebeldía que curiosamente tiene un origen bíblico (rasgarse las vestiduras)…

Tonia Trujillo, artista y creadora de Espacio 13 en Sevilla, me ha dado todas las facilidades para instalar una variación de esta pieza en gran formato, dada las dimensiones de su sala, que es colosal.

El proyecto contiene más variaciones (Pantys anatómica, Pantys digital…) y se plantea como un camino, una especie de Via Crucis en el que el la culpa se va eliminando para intentar llegar a otras formas de ser cuerpo …

Algunos de los módulos que configuran la pieza fueron adaptados a ilustración para acompañar el desgarrador y pasional poemario Zumo de anclas, de Pilar Sanabria publicado en la editorial Adeshoras de Susana Noeda.

 

Entrevista a cargo de Anna Adell

Share this:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *