juan carlos martinez - fraternity - le bastart

Juan Carlos Martínez, ¿cómo nos miramos?

El mundo se ha convertido en una colmena agujereada de peepholes desde los que otear sin ser vistos, laberintos virtuales recorridos por stalkers. Obviando las resonancias orwellianas, este mundo poblado por espías espiados puede ser leído en clave poética como cantos de amor.  En la película de Jean Genet (un chant d’amour) las mirillas practicadas en las celdas parecen orificios taladrados por la fuerza incontrolable del deseo, que se cuela por todos los resquicios, embaucando incluso al carcelero.

juan carlos martinez - university - le bastart
University Neighbours 2009

Universos masculinos, sus códigos secretos, cuerpos sublimados a la par que inmersos en lo banal, la fantasía como garante de libertad… son temas que de algún modo también asoman en los proyectos fotográficos de Juan Carlos Martínez. Pero lo que sustenta su búsqueda no son los temas en sí sino la investigación semiótica vinculada a ellos, la hermenéutica visual que les da forma. Lingüista de la imagen, la despoja de afectos para estudiar sus efectos.

Las webcams son peepholes virtuales desde las que accedemos a intimidades impostadas, construidas para hacerse públicas, para producir deseo. Juan Carlos se detiene en los tiempos muertos del exhibicionismo democratizado que alienta las redes. En su Rooms Archive lo que la cámara graba es el momento en que el adolescente ha abandonado su habitación, mostrando el decorado informal que contribuye a la fabricación del efecto escoptofílico.

juan carlos martinez - ovacion - le bastart
Secret photography archive

El simbolismo de las mirillas es depurado en Gay Stalker (2012), peepholes enmarcados en distintos colores aludiendo al intercambio subrepticio de miradas en los vestuarios masculinos. En la serie de terrenos baldíos y matorrales (Subfilum spermopsida) la erótica también se manifiesta a través del cuerpo ausente, de su mención elíptica a partir de los escenarios donde las fantasías se liberan.

P- Pero en otros proyectos es el cuerpo, su belleza robada por la cámara, el que nos interpela directamente. Si en University neighbours contabas con la complicidad de los fotografiados, en las instantáneas de Secret photography (tomadas con el teléfono móvil) la captación furtiva es lo que las hace valiosas. En uno y otro caso, sin embargo, se aprecia la fascinación ante lo inaccesible, la voluptuosidad que otorga la visión de lo desconocido tras el cristal o a través de la pantalla.

juan carlos martinez - secret photo - le bastart
Secret photography archive

Podría decir que en mi trabajo hay una búsqueda de situaciones donde abordar la mirada, a través de narraciones fragmentadas componiendo historias o elaborando archivos de carácter conceptual. Acometer aspectos sociológicos con diferentes tipologías de imágenes según el proyecto. En general me estimulan las situaciones espontáneas, extraordinarias dentro de lo cotidiano, trabajar sobre la intimidad y las actitudes exhibicionistas en el espacio público y en Internet, analizar diferentes prototipos de masculinidad, el deseo…

Utilizo la fotografía como dispositivo para retener escenas encontradas. Me atrae lo imprevisto, la información sesgada por esa percepción precipitada y fugitiva. Percibir las cosas de esta manera hace que podamos proyectar o recrear con nuestra imaginación aquello que queda fuera del marco de la visión. El misterio y la duda en la decodificación de las imágenes forma parte del juego.

juan carlos martinez - mise en scene - le bastart
Mis-en-scène 2010

La imagen se impone por la fugacidad y la espontaneidad del encuentro. Este aspecto da sentido al uso de la fotografía documental en mi trabajo. Lo que no se retiene, se pierde…

P- Mis-en-scène parece la traducción con cámara digital de una cronofotografía: el movimiento de un chico conciliando el sueño se deconstruye en viñetas. Es interesante el diálogo que estableces no solo con técnicas analógicas sino también entre géneros fotográficos y tradiciones pictóricas: por ejemplo, en Les toilettes confluye el guiño a Degas, las cámaras de vigilancia y la fotografía documental.

Mis-en-scène (2010) hace referencia a la puesta en escena tradicional en fotografía, un tableu vivant en directo percibido de manera casual a través de Internet. Las capturas de pantalla me permiten congelar la acción exhibicionista a tiempo real de este joven que decide dormir frente a la cámara-ventana. Por el mismo medio en el que es percibido, es capturado, en el justo momento que sucede.

juan carlos martinez - toilette - le bastart
Les toilettes 2005

Este recurso lo he utilizado en otras ocasiones como en Les toilettes (2005), que como bien apuntas hace referencia a la obra de Degas. En mi obra, los bañistas son chicos, por llevármelo a un terreno intimista, donde estos espacios reservados al aseo personal están separados entre hombres y mujeres. Se asean en unas duchas cercanas a la playa y son capturados sin ser conscientes de que están siendo vistos a través de una webcam. La hora y fecha en cada imagen certifica la puntualidad documental de cada momento.

P- A menudo preceptos de la fotografía documental y el apunte casual coinciden en un mismo trabajo, aunando lo testimonial (hora, fecha, lugar) y lo incierto (fotografías pixeladas, anonimato, apunte casual), interrogándonos sobre el enigma que esconde todo registro aparentemente neutro.

juan carlos martinez - medina azahara - le bastart
Cartel “Registro de una acción espacio-temporal en Madinat-al-Zahra” 2016

Me imagino que te refieres a mi último trabajo Registro de una acción espacio temporal en Medina Azahara realizado con motivo del Primer Premio del  Concurso de Propuestas de Creación Fotográfica Madinat al-Zahra. La propuesta consistía en perseguir y registrar de manera objetiva, a modo de cámara de vigilancia, a un grupo turístico al azar por las inmediaciones del complejo turístico.

Tuve como referencia  la obra Suite Veneciana de Sophie Calle. Registrar la persecución como acción en sí misma me parecía muy oportuna y vinculada a trabajos anteriores tales como Secret photography archive (2013-2017) y Les Toilettes (2005). La instalación está compuesta por 40 dípticos, dispuestos en orden cronológico registrando en cortos periodos de tiempo todo el recorrido de la visita.

La exposición se puede visitar hasta el próximo día 15 de Enero en el Museo Arqueológico de Medina Azahara en Córdoba.

juan carlos martinez - gran olimpico - le bastart
Gran Olímpico 2016

P- Veo cierta afinidad con el proceder del arte conceptual de los setenta, como el de On Kawara y su archivo de acciones básicas que atestiguaban su paso por el mundo, o Vito Acconci persiguiendo a desconocidos por la calle. Aunque tú extraes la carga libidinal que impregnan esos encuentros fortuitos o actos anodinos; subrayas asimismo el extrañamiento que depara rebasar ciertas barreras de privacidad.

Algunos procesos, como bien apuntas, están vinculados con el proceder del arte conceptual de los setenta, pero depende de la naturaleza de cada proyecto. Las fechas en mi caso tienen que ver con la necesidad de dotar a las imágenes de rigor testimonial, de cuando los hechos se hicieron perceptibles por primera vez. Pretendo poner en evidencia que las imágenes han sido capturadas en el mismo momento que ocurrieron, aunque sucedan a distancia. Le dan un valor adicional pues juego en muchas ocasiones con la idea de instante decisivo.

juan carlos martinez - ovacion - le bastart
Ovación 2010


El último trabajo al respecto en este sentido fue Gran Olímpico (2016),  fotografiando directamente la pantalla del televisor para capturar algunas escenas de atletas durante los Juegos Olímpicos de Rio. La hora y la fecha apuntan la fecha exacta de cuando esas imágenes se emitieron por primera vez.

P- Pulsiones gregarias, procesos inconscientes que llevan a idolatrar a ciertos modelos en el ámbito deportivo, en el universitario… es otro aspecto que analizas sin buscar respuestas, complejizando las lecturas al mezclar varias fuentes de información. ¿Qué lugar ocupas ante esas imágenes: espectador, testigo, cómplice, fabulador…?

juan carlos martinez - ovacion - le bastart
Ovación 2009

Así es, me interesa la imagen documental para llevármela a un terreno experimental, polisémico, jugar con la semiótica y la fabulación. Por lo general prefiero hablar de lugares indeterminados, gente anónima, prototipos… todo como en genérico. Voy recolectando imágenes para luego valorar las conexiones que se pueden establecer entre ellas. Cómo percibimos las imágenes es algo que tengo muy presente a la hora de crear mis propias historias.

Fraternity (2012), es una instalación compuesta por una serie de fotografías documentales a modo de secuencia y un vídeo en el que aparecen un grupo de jóvenes deportistas vestidos de tenistas bebiendo alcohol, una especie de ritual universitario en el que parecen estar sometiendo a dos compañeros en el centro del corro.

En ambos trabajos hay alusión al deporte como “espectáculo” en el amplio sentido de la palabra. En Ovación (2009), hago referencia a la audiencia que mira y rinde tributo a los deportistas, recopilando diferentes escenas de atletas y espectadores. Suelo referirme bastante a este binomio entre mirar y ser mirado, gradas-campos de juego, espectador-performer, voyeur-exhibicionista, vigilante-vigilado…

Anna Adell

.

Share this:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *