miss beige - contraluz - le bastart

Si tu me dices beige…

Miss Beige es una flaneur empedernida, gasta suelas (¿beige?) callejeando por barrios anodinos, tomándose fotos ante las persianas bajadas de un sex shop (Mundo fantástico), junto a un parquímetro (La bella y la bestia) o entre feos edificios suburbanos, porque ella sabe que la belleza está en otra parte.

miss beige - marilyn - le bastart
¿Cómo coño lo hiciste Marilyn? Foto: Maria Dain

Casi como si siguiera el consejo de Walter Benjamin de experimentar la calle de modo creativo y escapar del enjambre que se desplaza robotizado por caminos prefijados, a Miss Beige (alter ego de Ana Esmith) no la encontrarás con un palo selfie ante los emblemas turísticos de cada ciudad. De hecho, el único palo que lleva es el martillo que asoma de su bolso beige. En cuanto a las fotos, la autora es su aliada María Dain.

Lo suyo son más las escaleras de metro, andenes, bancos en los que sentarse… sobre todo si están ocupados por jubilados, obreros haciendo un kit-kat (Más buenos que el pan) y demás gente corriente que no dejarán de mirar de soslayo a esa mujer cuyo aspecto monjil choca con sus ademanes poco pulidos, como la fea costumbre de comer pipas y escupir las cáscaras.

miss beige - banco - le bastart
Más buenos que el pan. Foto: Maria Dain.

La veremos varada en mitad de una estación mientras los transeúntes se ajetrean arriba y abajo, o aposentada en algún stand de maquillaje con cara de susto, aunque también disfruta del aire puro, remando con su barquita (a contracorriente, claro está) en el estanque del Retiro madrileño.

miss beige - retiro - le bastart
Retiro. Foto: Maria Dain

En Miss Beige colisiona la voluntad de discreción (expresada en la vestimenta beige) y su aspecto de rara avis. El hecho de llevar al extremo ese mantenerse ajena a los imperativos estéticos impuestos a la mujer sólo puede ser visto como excéntrico en una sociedad en la que lo común es un narcisismo exacerbado, la hipertrofia del yo, como decía Lipovetsky en La era del vacío.

miss beige - banksy - le bastart
Thank you London for a wild ride

P- Ana, ¿podríamos decir pues que la fuerza disruptiva (tomo tus palabras) del personaje que has creado radica sobre todo en poner en evidencia mediante la caricatura invertida que lo “normal” es patológico?

Todo el mundo presume de buscar y querer  “lo auténtico” pero pocos se atreven a serlo o experimentarlo. Exige mucho valor y la sociedad no nos lo permite por eso la diferencia causa tanta desazón y escozor.

miss beige - palacio cortes - le bastart
Embestidura. Foto: Maria Dain

El beige es un color insulso pero maravillosamente normal. Tenemos tanto miedo a ser rechazados o apuntados con el dedo que preferimos seguir ciertos cánones. No nos importa ser manipulados si eso nos otorga una cierta aceptación social. Por eso Miss Beige nos desafía y cuestiona: Y tú, ¿te atreves a ser BEIGE?

P- Te formaste en la escuela de Philippe Gaulier. De este gurú de los payasos tomaste su máxima de no aburrir. Y si entiendo bien su filosofía, la autenticidad del clown reside en saber salir de la propia zona de confort, reírse de uno mismo y ayudar al otro a desprenderse también él de su propio rol, atrapados como estamos en nuestra propia imagen ¿La risa como arma para desarmar al otro?

miss beige - tintoreria - le bastart
60 casos de corrupción. Foto: Maria Dain

La risa como arma para todo; Río, luego pienso.

P- Miss Beige intimida con su silencio y su mirada pétrea. Pero ese lenguaje no-verbal se complementa en las fotos con títulos que añaden otra capa de humor, o bien juegas con disonancias y dobles sentidos dentro de la propia imagen: por ej., la adusta figura de Miss Beige frente una pared con el graffiti “siempre feliz”, o junto al rótulo publicitario “muerde a tope”… lemas que enfatizan el carácter insumiso de esta mujer.

El espíritu insumiso es necesario en todos los ámbitos de la vida pero la mujer, conocida popularmente como “el sexo débil”, tiene una ardua y larguísima batalla. Yo combino las imágenes con textos mordaces justamente para frenar la condescendencia que respiramos en las calles, en los museos o en los medios. Con su mirada Miss Beige convierte al mirón en un ser mirado.

miss beige - cacheada - le bastart
Le repito que no soy del PP. Foto: Maria Dain

P- Aparte de ridiculizar la pandemia del “yo estuve allí” del fenómeno selfie y en general el culto al yo, Miss Beige también siente debilidad por provocar o incomodar a policías, guardias… merodeando por el Palacio de las Cortes… con algún que otro gag sobre la corrupción… ¿Qué estará tramando? ¿Acabará sorprendiéndonos con algún acto terrorista en pos de la justicia?

A Miss Beige le gusta provocar y punto pero hay ciertos sitios donde la provocación es más necesaria que el agua. Hay que reírse de ellos, es la única forma de litigar la corrupción y el borreguismo que nos rodea. Y si, tiene un poquito de Robin Hood. Ya en el colegio los profesores me llamaban “la abogada de los pobres”. 

miss beige - bar - le bastart
La mañana después. Foto Maria Dain

P- Actriz y periodista, ambas profesiones se alían cuando tomas la calle y desde la revista “El pulpo” reseñas las andanzas de Miss Beige. Haces de la ciudad escenario, y de la vida teatro. Pienso que tus performances rompen esquemas también por ser ajenos a la tradición del performance, esto es, al mundo de las artes visuales. Pues cada disciplina impone sus paradigmas y coarta la creación.

Quizás sea la extraña combinación de oficios la que ha dado lugar a Miss Beige y su frescura en un momento donde las calles han pasado a un segundo plano debido al auge de la realidad virtual. Mezclar fantasía y realidad es algo que nos hace más vulnerables y eso, en definitiva, es el fin de cualquier formato artístico.

Entrevista a cargo de Anna Adell

miss beige - voodoo - le bastart
Spell on beige. Foto: Lula c. Sánchez

.

.

.

.

El fotolibro Miss Beige taking the streets (2017) puede adquirirse en la Central del Reina Sofía, en la Librería-galería Ciuadano Grant de la Galería Swinton & Grant de Madrid y si lo quieres personalizado puedes pedírselo también en su perfil de facebook.

.

.

Share this:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *