aes+f - mediterraneum - le bastart

AES+F, coreografías de la salvación en porcelana fina

A diferencia del deseo de posesión, la caricia es un gesto voluptuoso que “nada apresa”, nada retiene. Emmanuel Levinas tomó la imagen poética de la caricia como paradigma de distancia justa entre el yo y el otro, aquella distancia que acoge la alteridad sin anularla.

aes+f - mediterraneum - le bastart
Mare Mediterraneum #1. 2018 Porcelana pintada a mano

En las estatuillas de porcelana pintada a mano por AES+F las caricias abundan, pero aquí la promesa de porvenir que anunciaba Levinas se tuerce completamente, se amanera con estilizadas coreografías publicitarias.

Con refinamiento kitsch, cada grupo escultórico escenifica un rescate, o más bien el relajo posterior al rescate en lanchas fuerabordas, sobre mullidas colchonetas o tablas de surf: una mujer en bañador acaricia el rostro moreno de un náufrago entre lamida y lamida de helado, otra rubia se deja palpar el vientre por un árabe tocado con turbante, dos bellezas africanas se postran con concupiscente agradecimiento ante un fornido surfista…

aes+f - mediterraneum - le bastart
Mare Mediterraneum #5. 2018 Porcelana pintada a mano

Son coreografías de la salvación en las que se adivina cierta parodia de la iconografía devocional, aunque subida de decibelios en cuanto a muestras humanitarias de “pasión”.

Las olas del Mediterráneo, sobre las que cabalgan cada una de las escenas, se encrestan a modo de gráciles roleos ribeteados en oro. El mar se confunde aquí con el cielo, si tenemos en mente la caracterización tradicional de vírgenes Inmaculadas sobre mullidas nubes, sólo que en lugar de medias lunas y querubines vemos a delfines y pulpos.

La intención de situar las acciones en un Mare Nostrum celestial o límbico enlaza con otras obras de AES+F, donde la idea de limbo o purgatorio es recurrente. Son no-lugares que pueden tomar forma de islas paradisíacas, aeropuertos o cualquier otra zona franca metafórica, donde todo se mantiene en suspenso y en una calma alarmante. En ellos, las relaciones entre amos y vasallos, entre el nuevo rico y la nuda vida, se hacen ambiguas a través de una sospechosa fenomenología erótica.

aes+f - mediterraneum - le bastart
Mare Mediterraneum #9. 2018

Aquí, en este mar de porcelana, frágil como un espejismo, los sensuales tocamientos entre redentores y redimidos parecen congelar en un solo gesto aquellos otros movimientos ralentizados de los imponentes audiovisuales a los que AES+F nos tienen acostumbrados. El lenguaje es muy similar aunque la técnica sea tan distinta: de la alta tecnología pasamos a una artesanía dieciochesca de sala de estar burguesa.

aes+f - mediterraneum - le bastart
Mare Mediterraneum #4. 2018

La elección de esta técnica artesanal les sirve para irrumpir en los salones de las clases acomodadas, que nos revelan su humanismo de postín, sus ampulosos gestos de caridad a lo “celebrity style”.

Con detallismo casi preciosista se expresan los contrastes entre los cuerpos de oscura tez envueltos en harapos que llegan con sus tablas carcomidas y los rubios o rubias embutidos en trajes de buzo o degustando champagne que parecían estar esperándolos entre chapuzón y chapuzón.

El torbellino erótico acumulado en estos cuerpos maravillosamente torneados pareciera nivelar esas polaridades, arrasar las jerarquías. Pero estas caricias “nada apresan”, pero no en el sentido de generosidad que le confería Levinas sino porque son sólo humo.

Anna Adell

aes+f - mediterraneum - le bastart

 

 

 

 

AES+F, Mare Mediterraneum
en Galería Senda, Barcelona
hasta 23 abril 2019

 

 

Share this:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *