sergio ojeda - le bastart

No todo es sexo, pero casi

No me fío de ningún pensamiento desexualizado, escribía Gombrowicz en sus Diarios, un autor en cuyas novelas dejó constancia de un discurrir interior en el que erotismo, pornografía y obscenidad son solo matices de un mismo telar cerebral.

El título de la exposición comisariada por Javier Díaz Guardiola, Solo es sexo, nos recuerda dicho principio del escritor polaco por lo que tiene de apertura a múltiples filosofías de vida construidas alrededor de la erótica. Con énfasis connotativo parece decirnos: el sexo es solo eso, pulsión, mecánica corporal.., y solo desmitificándolo es posible ejercer un pensamiento desprejuiciado sobre todo lo demás.

mar saez - le bastart
Mar Sáez. Vera y Victoria.

Quitémonos pues el abrigo del falso pudor antes de entrar en la galería Fernando Pradilla, cuya muestra incluye una sala X, aflojémonos el sujetador si cabe, y liberémonos de esquemas mentales heredados que nos impelen a presuponer caracteres según preferencias sexuales.

La esencia de las personas no está en sus genitales, nos sugiere la historia de amor entre Vera y Victoria narrada con mirada cómplice y suma poesía por Mar Sáez a modo de fotonovela silente, diario visual en blanco y negro.

federico esposato - le bastart
Federico Sposato. JLB

Frente a la necesidad impuesta por la medicina y los medios de  reasignar el sexo a los transexuales, Vera no precisa operarse para sentirse mujer.

Sobre este tipo de necesidades creadas por el mundo empresarial y mediático para promover patrones de comportamiento y de autoafirmación reflexionan con espíritu cáustico Federico Sposato y Santi Ruiz. El primero ironiza sobre la entelequia de lo viril, denotando la influencia de los videojuegos en la forja del modelo del triunfador. El propio Sposato adopta roles heroicos (inspirados aquí en perfiles de apps de contactos) para exorcizar el lastre psíquico de esas herencias y de algún modo romper el molde.

100 masculino Santi Ruiz - le bastart
Santi Ruiz. 100% Masculino

Las aplicaciones digitales para ligar nos abisman en autorrepresentaciones cosificadas de nosotros mismos. Reducimos nuestros perfiles a caricaturas genéricas del ideal que supuestamente busca el otro. Analizando este fenómeno, Ruiz descubrió que mientras los hetero tienden a mostrar cada vez más su lado sensible, los homosexuales se apropian de un modelo hipermasculinizado, promocionándose como fornidos sementales. Creó una aplicación para móviles que recoge un muestrario actuado en primera persona.

 Emoji-sexting edurne herran - le bastart
Edurne Herrán Emoji-sexting

Edurne Herrán también analiza las nuevas fórmulas de cortejo del homo sexualis tecnologicus, pero centrándose en la expresión escrita. Lo que evidencia al trasladar el pixel al punto de cruz con el que borda mensajes recogidos de Tinder es el grado de tierna ramplonería que campa entre los trogloditas informatizados. La misma técnica artesanal utiliza para enmarcar parafilias acompañadas por simpáticos emoticonos, a modo de cartelitos naif como los que se cuelgan en las puertas de los cuartos infantiles. Parafilias clásicas como la coprofilia y la zoofilia van de la mano con las modas hipster (pogonofilia o debilidad por los barbudos) y encuentros paranormales (espectrofilias).
.

ismael delarge - le bastart
Islael DeLarge. Devotee

Hablando de parafilias, Ismael DeLarge nos sumerge en el submundo de aquellos que se excitan con cuerpos tullidos, pero desde el prisma del lisiado. La belleza de las composiciones suscitan en nosotros sentimientos encontrados, entre la turbación y la empatía.

Todo trazado urbano incluye picaderos efímeros, esto es, calles estrechas, soportales, parques y jardines… zonas privilegiadas para el cruising. El catálogo fotográfico de descampados de Juan Carlos Martínez rastrea las plantas que crecen en distintos lugares de citas furtivas. Ejerciendo de detective algo excéntrico, constata (como con sus fotos secretas captadas con el móvil) la fascinación que ejerce sobre cada uno de nosotros el cruce casual con transeúntes o amantes clandestinos que incitan nuestra imaginación. .

fernando bayona - le bastart
Fernando Bayona. The life of others

Fernando Bayona plantea el tema de la doble vida desde otra perspectiva. No sale a la calle en busca de instantes decisivos, sino que los construye en el estudio. La vida de los otros (chaperos, actores porno, strippers…) es puesta en escena en fotografías que condensan el potencial narrativo de un film en una sola imagen. Poemas visuales del desarraigo, la soledad, el deseo, el desamor…, filtrados por el prisma mitificador de la estética cinematográfica. fotogramas reveladores de los conflictos psíquicos que conlleva la impostura, la imposibilidad de sacarse del todo la máscara llegando a casa. Pero las escenografías de Bayona fraguan tras ganarse la confianza de esas personas, y son esas conversaciones las que detonarán historias en las que su subconsciente quedará imbricado.

alejandro bombin - le bastart
Alejandro Bombin

El trasvase entre lenguajes también determina el proceder de Alejandro Bombín, quien a menudo rescata fotos anónimas del álbum familiar global. Emula con medios pictóricos los procesos de fragmentación de la imagen digital para evidenciar las pérdidas de información que sufre, actuando ello como metáfora de las tergiversaciones de la memoria.

Nuestros recuerdos se disuelven en la liquidez virtual, estando cada vez más mistificados. Otra vuelta de tuerca acontece cuando la libido interviene en esas deformaciones perceptivas, resultando de ello atractivos manierismos como las que muestra en esta ocasión: fotos de chicas que exponen su intimidad son transcritas al lenguaje pictórico simulando el barrido de un scanner, incluyendo los errores técnicos que producen distorsiones.

francisco casas ruiz - le bastart
Francisco Casas Ruiz

El error es la brecha por la que el espacio-tiempo subjetivo se introduce en el cauce digital, permitiendo a Bombín poner el pause para diseccionar esos simulacros domésticos de provocación erótica. La realidad es un constructo mental e informático…

Y fotográfico…, a la vista de los dibujos hiperreales del pintor con cámara al hombro Francisco Casas Ruiz, que traduce al boli bic lo que su objetivo capta, encuadres fotográficos de féminas excitadas y excitantes en poses histriónicas. En esta ocasión, la fiesta a la que nos invita es más que privada, sesión fetichista en toda regla, pero para nosotros siempre hay pase Vip. Por cierto, ¿no será la nuestra esa mano enfundada en látex que atenaza esos cuellos con mordaza?

stark - le bastart
Stark. Detail

Otro que no podía faltar es el sátiro satírico de la pintura contemporánea, Stark, en cuyas orgías tenemos que vigilar que no nos la meta uno de estos viciosos de la Moncloa.

Terminemos el via voluptas en la sala X, resguardados por la oscuridad, para asimilar lo visto y prepararnos para sesiones de cine porno (Fito Conesa rinde homenaje a un film mítico de la industria gay a partir de una escena ilustrativa de los clichés narrativos de los albores del género), para adentrarnos en liturgias viscerales (alegorías carnales de Sergio Ojeda con guiños a movimientos de los sesenta cuyo mensaje subversivo acaba siendo domeñado por las argucias del biopoder) o cuartos oscuros con tintes de suspense (Carlos Aires), entre otros.

No todo es sexo, pero casi.

Anna Adell

Share this:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *